Servicios

Medicina deportiva, diagnóstico y tratamiento de las dolencias del aparato locomotor relacionadas con el deporte.

Artroscopia, cirugía mínimamente invasiva especializada en el tratamiento de las lesiones articulares de hombro, codo, muñeca, cadera, rodilla y tobillo.

Rodilla, cirugía traumatológica y tratamientos avanzados. Cirugía asistida con Navegador para la colocación de prótesis, reconstrucción de todos los ligamentos de la rodilla. Cirugía de revisión de prótesis fallida. Trasplante de menisco.

Factores de crecimiento y técnicas biológicas reparativas de última generación para el tratamiento de lesiones y fracturas.

Ácido hialurónico

Utilización de Muletas, Bastones y Andadores

Es posible que después de una fractura, una artroscopia, un reemplazo de articulación o cualquier otro procedimiento quirúrgico tenga que usar muletas, un bastón o un andador.

Es conveniente que sepa cómo utilizarlos con seguridad y que prepare su casa para que le resulte cómoda y segura.

Retire las alfombras sueltas, los cables eléctricos y cualquier otra cosa que se interponga en el suelo y pueda hacerle tropezar.

En el baño, use alfombras antideslizantes, barras de apoyo, un asiento de inodoro elevado y un asiento de plato de ducha.

Simplifique su hogar para tener al alcance de su mano las cosas que más necesita.

Utilice una mochila o un bolso que pueda colgarse en bandolera para ayudarle a llevar las cosas. Mantenga las manos libres siempre que pueda.

Muletas

Tras una lesión o una intervención quirúrgica, como una artroscopia o un reemplazo articular, es posible que deba utilizar muletas.

Posición y altura correctas

Altura de las muletas: De pie con la espalda recta, la parte superior de las muletas debe llegarle 1 centímetro por debajo de las axilas.

Las empuñaduras de las muletas deben quedar al mismo nivel que la parte superior de la línea de la cadera.

Los codos deben flexionarse un poco al agarrar las empuñaduras.

Sujete la parte superior de las muletas firmemente contra sus costados, utilice las manos para apoyar el peso. La parte superior de las muletas no deben clavársele en las axilas.

Cómo caminar con muletas

Inclínese ligeramente hacia adelante y coloque las muletas a un paso delante de usted. Empiece el paso como si fuera a utilizar el pie o la pierna lesionada, pero en lugar de apoyar el pie, soporte el peso en las muletas. Balancee el cuerpo hacia adelante entre las muletas. Acabe el paso de manera normal sobre la pierna no lesionada. Cuando tenga la pierna no lesionada en el suelo, mueva las muletas hacia delante preparándose para el siguiente paso. No se mire los pies sino fíjese por dónde camina.

Para sentarse

Sitúese delante de una silla firme y estable, dese la vuelta. Ponga el pie lesionado delante de usted y coja ambas muletas en una mano. Utilice la otra mano para palpar el asiento de la silla. Baje lentamente hasta el asiento. Deje las muletas inclinadas al revés en un lugar práctico, que no entorpezca ni puedan caerse. Para ponerse de pie, inclínese hacia la parte delantera de la silla. Sostenga ambas muletas en la mano sobre la pierna buena. Póngase en pie sobre la pierna sana.

Escaleras

Para subir y bajar escaleras con muletas, tiene que ser fuerte y flexible a la vez. Sitúese delante de la escalera, coja la barandilla con una mano y coloque ambas muletas debajo de la axila del otro lado. Para subir empiece con el pie bueno, y mantenga el pie lesionado por detrás de usted. Cuando baje, mantenga el pie lesionado delante, y salte hacia cada escalón con su pie bueno. Suba o baje un escalón cada vez.

Pida ayuda, al menos al principio. Si la escalera no tiene barandilla, suba o baje con las muletas puestas saltando con su pie bueno un escalón cada vez, tendrá que emplear más fuerza

Bastones

Si tiene problemas para mantener el equilibrio, o cierta debilidad en la pierna, una lesión, o dolor, usar un bastón puede ayudarle.

La posición correcta

De pie con la espalda recta, la parte superior del bastón debe llegarle hasta el pliegue de la muñeca. El codo debe flexionarse un poco mientras se apoya en el bastón. Sostenga el bastón en la mano opuesta al lado que necesita apoyo.

Cómo caminar con bastón

Para caminar, el bastón y la pierna lesionada se apoyan en el suelo al mismo tiempo. Para empezar a andar, coloque su bastón un paso adelante y empiece a caminar con la pierna lesionada. Termine el paso sobre la pierna buena.

Escaleras

Para subir escaleras, agárrese a la barandilla (si es posible) y suba un escalón primero sobre su pierna sana, con el bastón en la mano opuesta a la pierna lesionada. Después suba la pierna lesionada. Para bajar escaleras, primero ponga el bastón sobre el primer escalón, luego la pierna lesionada, y por último la pierna buena, que soporta el peso del cuerpo.

Andadores

Después de un reemplazo total de rodilla o de cadera, puede que las muletas o un bastón no basten para ayudarle a caminar. Un andador le puede dar más estabilidad. El andador le permite apoyarse en los brazos mientras anda y aliviar el peso del cuerpo de sus piernas. De pie con la espalda recta, la parte superior del andador debe coincidir con el pliegue de la muñeca. No se apresure cuando use un andador. A medida que mejore su fuerza y su ​​resistencia, progresivamente sus piernas podrán soportar más peso.

Caminar

Ponga el andador un paso delante de usted, haciendo que las patas del andador estén al mismo nivel que el suelo. Agarre con ambas manos la parte superior del andador y camine dentro de él, empezando el paso con la pierna lesionada. Primero ponga el talón en el suelo, luego todo el pie plano y finalmente levante los dedos de los pies del suelo para completar el paso con su pierna buena. No dé pasos grandes que lleguen hasta la barra delantera de su andador. Para girar, dé pasos pequeños.

Para sentarse

Para sentarse, recule hasta que sus piernas toquen la silla. Palpe con la mano el asiento antes de sentarse. Para levantarse de la silla, impúlsese hacia arriba y agárrese de la empuñadura del andador. Mantenga los topes de goma de las patas del andador en buen estado.

Escaleras

Nunca intente subir o bajar escaleras ni usar una escalera mecánica con un andador.